Turismo rural

La red de caminos rurales, tan extensa en este municipio, nos da la posibilidad de hacer rutas a caballo, a pie o en bicicleta. Nada mejor que andar por sus campos, pasear por alguno de los caminos que coronan sus lomas y perderse por ellos. Son muchos los itinerarios que se pueden generar. Recorrer sus viejos caminos, tantas veces transitados, se convierte en una experiencia única en cualquier época del año. La posibilidad de disfrutar del paisaje en Manilva puede ser una agradable experiencia. Continuidad de lomas y colinas. Balcones naturales desde los que dirigir nuestra mirada hacia el mar, haciéndonos reflexionar sobre el tiempo y el espacio, también nos invita a hacer turismo de interior.


Primer itinerario: Las Rutas de Miraflor...
Este itinerario nos ofrece un hermoso y amplio paisaje. La vegetación mediterránea da un intenso colorido a sus campos. En el camino las huellas de los pequeños animales que componen su fauna se ven por todos lados. Continuando nuestra marcha, recorremos estas lomas hasta llegar al Valle de Alcorrín. Allí se alza impresionante el Cerro del Castillo, yacimiento arqueológico del Bronce Final. En su falda, residuos del bosque Mediterráneo, quejigos y alcornoques. Seguimos caminando. A lo lejos, el pueblo. Su perspectiva hace que nosparemos a contemplar su belleza. El pueblo descansa en el tiempo sobre la Loma de los Mártires abrazado por un hermoso y florido viñedo, llegando a los Pinos y Hondacavá.
Volver arriba
Segundo itinerario: Las Cuestas del Moli...
Por este itinerario llegamos hasta el río por el camino viejo a Casares. Está cargado de historia y se convierte en uno de los más atractivos e interesantes. La antigua bodega, el cortijo de Linares a lo lejos, el Ingenio Chico de los Duques de Arcos. Impresionante imagen la que nos muestra el acueducto de este último edificio. A través de él se llevaba el agua que hacía mover la maquinaria de lo que fue el ingenio de azúcar. Obra del siglo XVII de la que se conserva prácticamente la Planta, algunos de sus muros y el mismo acueducto.
Volver arriba
Tercer itinerario: El canuto...
Volviendo sobre nuestros pasos, retomamos el camino y nos desviamos hacia el arroyo que nos lleva al desfiladero llamado Canuto de la Utrera. La imaginación nos traslada a otras épocas pasadas, en sus pareces las cuevas abundan. La llamada Cueva del Gran Duque, conservaba restos de su prehistoria, momentos en los que el hombre buscó refugio entre la rocas de sta sierra, dominada por rapaces y donde sestea algún que otro rebaño de cabras.
Volver arriba
Cuarto itinerario: Paseo paralelo al lit...
En la Costa, desde donde podemos iniciar otras rutas, el Castillo de la Duquesa. Desde el Castillo y por la costa llegamos a Chullera. El camino de la Loma del Negro nos conduce al interior del término. A lo lejos, el Campo de Gibraltar. Atalayas, centinelas que miran impasibles al mar sobre el roquedo, las torres almenaras permanecen extemporáneas, dormidas junto a las playas. De regreso, pasando por el Puerto de la Duquesa, urbanizaciones y jardines, llegamos a Sabinillas, donde las barcas varadas reposan sobre la arena.
Volver arriba

Diseño Web Málaga